• Teaser
  • Teaser
  • Teaser
  • Otro mundo es posible.
  • Otro mundo es posible.
  • Otro mundo es posible.

Exigimos la prohibición total de los insecticidas dañinos para las abejas

el .

  • La propuesta de la Comisión Europea para ampliar la prohibición de tres neonicotinoides peligrosos para las abejas se discutirá -y se podría someter a votación- los próximos 12 y 13 de diciembre en Bruselas.
  • 80 organizaciones europeas han creado la Coalición Salvar las Abejas, que pide a todos los Estados miembros que apoyen la prohibición total de los neonicotinoides.
  • Numerosas evidencias científicas muestran que los neonicotinoides son un peligro para las abejas y otras especies.

80 organizaciones europeas se han unido para exigir a la Unión Europea que prohíba total y urgentemente tres insecticidas neonicotinoides altamente tóxicos para las abejas: imidacloprid, clotianidina y tiametoxam. La Coalición Salvar a las Abejas, que nace hoy oficialmente, está formada por asociaciones de apicultura, organizaciones ecologistas, agrícolas y científicas de la mayor parte de la Unión Europea [1].

En diciembre de 2013, la Comisión Europea restringió el uso de estos insecticidas. Cuatro años después de la prohibición parcial de estas sustancias, nuevos descubrimientos científicos confirman que estas restricciones no son suficientes.

Los próximos 12 y 13 de diciembre, se discutirá en Bruselas una propuesta de la Comisión Europea para ampliar la prohibición a todos los cultivos al aire libre y puede que se pida a los Estados miembros que la voten. Reino Unido, Irlanda y Francia han señalado recientemente que respaldan una prohibición más estricta, pero el resto de Estados miembros aún no han hecho públicas sus posturas.

La propuesta de la Comisión surge de las conclusiones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), que aseguró que el uso de neonicotinoides supone un riesgo para las abejas en todos los cultivos al aire libre, no solo en aquellos que son atractivos para estos insectos. Varios estudios recientes también han mostrado que, en ocasiones, el agua y las flores silvestres contienen neonicotinoides, lo que puede suponer una amenaza para varias especies y para el medio ambiente en general.

Evidencias científicas

En noviembre de 2016, la EFSA confirmó [2] que estos neonicotinoides son altamente tóxicos para las abejas, los abejorros y las abejas solitarias, aunque señaló que aún existen lagunas en los datos que impiden una evaluación de riesgos adecuada, en particular para las abejas silvestres. La EFSA también advirtió que las abejas podrían estar expuestas a los neonicotinoides no solo en los cultivos, ya que estos insecticidas se diseminan rápidamente en el medio ambiente, contaminando también las flores silvestres.

Además, la ciencia independiente demostró que la toxicidad de los neonicotinoides va mucho más allá de las abejas melíferas: abejorros, abejas silvestres, otros insectos e incluso otras especies se ven igualmente amenazadas.

Recientemente, se demostró que en un periodo de 27 años se ha dado una disminución drástica del 75 % de la biomasa de insectos en las áreas naturales de AlemaniaVentana nueva. Los autores, aunque no han llegado a una conclusión clara sobre este descenso, lo relacionan con las prácticas de la agricultura industrial, incluidos los usos de plaguicidas. Por otro lado, una actualización recienteVentana nueva de la Evaluación Mundial Integrada sobre el Impacto de los Plaguicidas Sistémicos sobre la Biodiversidad y los Ecosistemas evaluó 500 estudios científicos publicados desde 2014 y confirmó el alto riesgo que estas sustancias plantean, no solo para los insectos, sino también para los vertebrados y la vida silvestre en general.

La Coalición pedirá a todos los estados miembros de la UE que voten a favor de una prohibición total de los neonicotinoides, incluido su uso en invernaderos, ya que la evidencia muestra que los invernaderos no son sistemas cerrados y no impiden fugas y la contaminación ambiental. La Coalición también exigirá que todos los demás plaguicidas químicos se evalúen adecuadamente para determinar su impacto en las abejas, de modo que todos aquellos que sean dañinos se prohiban en la UE. Por lo tanto, los Estados miembros deben aprobar sin demora el documento guía de la EFSA sobre la evaluación de los riesgos para las abejasVentana nueva de 2013.

En Positivo

EN POSITIVO ¡SI!

Desde ésta página queremos aprovechar para hacer un pequeño homenaje a esos hermosos seres que cada año parten desde nuestras islas con destino a alta mar para conquistar el mundo con sus vuelos, y al mismo tiempo, agradecer y felicitar a l@s compañer@s y colaboradores/as de La Vinca Ecologistas en Acción que desde hace años, en directa coordinación con la Asociación Amigos de las Pardelas, dedican una parte importante de su tiempo libre al rescate y recuperación de estas hermosas aves. Merece la pena y, a pesar de todo, seguiremos trabajando para que las pardelas cada año puedan volar.

Fotografía: Miguel Travieso

En negativo



QUE CON LA QUE NOS ESTÁ CAYENDO A LA CIUDADANÍA DEL ESTADO ESPAÑOL, EL REY SE DEDIQUE A ¡MATAR ELEFANTES!

Lamentable la noticia que hemos tenido que conocer en los últimos días. Tal y como recogía el periódico El Mundo: “Resulta muy poco ejemplar el espectáculo de un monarca cazando elefantes en África cuando la crisis económica en nuestro país provoca tantos problemas a los españoles, incluidas algunas situaciones familiares dramáticas. Ello transmite una imagen de indiferencia y frivolidad que el Jefe de Estado jamás puede dar”. A ello añadimos si es coherente que la máxima autoridad del Estado actúe de esta manera, matando bellos ejemplares de fauna salvaje por  diversión. A nuestro entender sobran más palabras, aunque a buen entendedor o entendedora pocas palabras bastan.

Asociación Federada: 

Asociación Confederada a nivel Estatal con:

Empresas Colaboradoras

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación en nuestro sitio. Al continuar utilizando nuestra página entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Más información Política de cookies.

Aceptar el uso de cookies para este sitio